El Oriente

Mando militar ecuatoriano reclama presupuestos y protección legal

Se han "multiplicado los riesgos y amenazas por el crimen organizado internacional y por la grave alteración interna, como se pudo evidenciar en octubre de 2019"

EFE 10/08/2021

Mando militar ecuatoriano reclama presupuestos y protección legal / Foto: EFE

Mando militar ecuatoriano reclama presupuestos y protección legal / Foto: EFE

Un alto mando militar ecuatoriano, ascendido este martes en una ceremonia con motivo del festivo patrio del 10 de agosto de 1809 en Ecuador, reclamó públicamente al presidente Guillermo Lasso más presupuestos para el Ejército y protección legal para los soldados en situaciones "complejas".

"El Ejército debe contar con los medios necesarios" y que se impulsen las herramientas necesarias para "un eficiente desempeño en las operaciones de seguridad integral", dijo durante la ceremonia el general de división Orlando Fabián Fuel Revelo, nombrado por Lasso comandante general del Ejército el pasado mayo y ascendido hoy.

En un pronunciamiento público, el militar aseguró que se han "multiplicado los riesgos" por un periodo de "escenarios volátiles, inciertos y complejos" a escala global, que han "multiplicado los riesgos y amenazas por el crimen organizado internacional y por la grave alteración interna, como se pudo evidenciar en octubre de 2019".

Se refería a las protestas sociales contra la eliminación de los subsidios a las gasolinas por el anterior presidente Lenín Moreno, que paralizaron el país.

"Estos nuevos retos deben ser enfrentados con absoluta decisión y firmeza, pues atentan no solo contra la soberanía nacional sino contra la existencia misma de los Estados y conciudadanos", explicó el general de división.

Y solicitó en nombre de su institución, dentro un plan estratégico a 2033 "para que el país disponga de un Ejército multimisión y dotado de medios multipropósitos", una serie de medidas "absolutamente imprescindibles para que el Ejército cuente con medios para el entrenamiento y cumplimiento de sus misiones asignadas".

Entre ellas habló de la "conformación de una brigada mecanizada" para cumplir con las operaciones terrestres, principalmente en las provincias de "Manabí, Esmeraldas y Sucumbíos", "amenazadas por actividades ilícitas transnacionales".

Asimismo, pidió "respaldo legal para el personal militar que en cumplimiento de las órdenes debemos actuar en situaciones complejas para evitar el caos y proteger a los ciudadanos y la infraestructura estratégica del país", paralizada por ejemplo en 2019.

Todo ello con el fin de "evitar que se repitan acusaciones de lesa humanidad por actuar con firmeza contra la subversión, o procesos judiciales como el del 30-S o los ocurridos en la zona de seguridad de frontera en el sector de la Balastrera".

El 30-S fue un episodio violento en la vida política ecuatoriana que se originó en 2010 por demandas laborales del cuerpo policial, y que el entonces presidente Rafael Correa consideró un intento de golpe de Estado, si bien sus oponentes le acusan de haber provocado él los disturbios con el fin de gobernar después con mano dura.

El militar recordó también el "apoyo solidario" de las Fuerzas Armadas durante la emergencia sanitaria, en la que 4.500 efectivos quedaron contagiados y 28 murieron.

Hoy, afirmó Fuel Revelo, "el 84 % del personal militar está vacunado, lo que nos permite seguir apoyando las acciones del Estado y sumarnos a la reactivación económica".

En un discurso posterior, el presidente ecuatoriano, que fue quien lo puso al frente del Ejército, se limitó a enviar un "abrazo" al militar.