Caso Chevron

El Segundo Circuito no levantará la detención domiciliaria de Donziger antes del juicio

Law360 - Dorothy Atkins 31/03/2021

Foto: Juicio Crudo

Foto: Juicio Crudo

El Segundo Circuito el viernes se rehusó a anular las sentencias que mantienen a Steven Donziger, enemigo de Chevron, bajo arresto domiciliario mientras espera un juicio previsto para mayo, y rechazó sus argumentos de que no existe riesgo de fuga ya que lleva más de un año en su domicilio por un cargo de desacato que contempla una @@sentencia@@ máxima de seis meses.

Durante la apelación, Donziger argumentó que el tribunal de primera instancia se equivocó al evaluar su riesgo de evasión, ya que es poco creíble que se fugue y así arriesgarse a cometer un delito que tiene una @@sentencia@@ máxima que es 10 veces mayor que la que podría enfrentar si es condenado por el cargo del delito menor entablado en su contra por un fiscal especial.

En una opinión sumaria de seis páginas, el viernes un panel compuesto por tres jueces reconoció que el argumento de Donziger “si nos da para reflexionar”. Sin embargo, el panel anotó que el juez de primera instancia tomó en consideración la posible @@sentencia@@ máxima de prisión de Donziger al evaluar su riesgo de fuga, así como su supuesto “historial de violación de órdenes judiciales” y “sus fuertes vínculos con el Ecuador y sus numerosos viajes a ese país”; por lo tanto, no hay pruebas de que el juez se equivocara al exigirle que se quedara en casa.    

“No hay ninguna base para alterar la decisión del tribunal de distrito, el mismo que merece una amplia consideración, en el sentido de que las condiciones de la fianza (incluida la detención domiciliaria y la vigilancia electrónica) seguían siendo necesarias para asegurar su comparecencia de forma razonable”, sostuvo el tribunal.  

Donziger ha estado bajo detención domiciliaria desde que el Juez de Distrito de los Estados Unidos, Lewis A. Kaplan, ordenó que se presentaran cargos por desacato penal contra el abogado, ahora inhabilitado, por su supuesta negativa a cumplir con las disposiciones que le ordenaban proporcionar acceso a sus dispositivos electrónicos, correo electrónico y cuentas de redes sociales para su inspección en el caso civil de Chevron celebrado en 2011. El mencionado caso entablado contra Donziger se basa en acusaciones de fraude.  

Tras la negativa de la fiscalía de Manhattan a procesar a Donziger por desacato, el juez Kaplan remitió las imputaciones a la abogada Rita Glavin para que actuara en representación del gobierno.

Se podría decir que el tema de la detención domiciliara es poco más que una riña de poca importancia, parte de una prolongada e inusual batalla entre Chevron Corp. y Donziger por su papel en la obtención de una @@sentencia@@ medioambiental por 9.500 millones de dólares contra la empresa en Ecuador. La @@sentencia@@ se derivó de las acusaciones de que la predecesora de Chevron, Texaco Inc., por décadas habría arrasado con los recursos naturales y afectado la salud de los habitantes indígenas por los vertidos de crudo en la selva amazónica.

En 2014, el juez Kaplan falló a favor de Chevron, al considerar que Donziger había manipulado el sistema judicial ecuatoriano, a través de acciones fraudulentas y de chantaje. El juez además ordenó bloquear la ejecución de la @@sentencia@@ por $9.500 millones en los Estados Unidos; esta decisión fue posteriormente ratificada por el Segundo Circuito.

En marzo de 2019, años después del juicio sin jurado, el juez Kaplan emitió una orden para la obtención, análisis y revisión de los dispositivos electrónicos pertenecientes a Donziger en el marco de la demanda civil de Chevron. La orden exigía a Donziger que proporcionara a un experto forense una lista de sus dispositivos y que los entregara junto con sus cuentas para la obtención de imágenes.

Según los registros de la causa penal, Donziger no acató ninguna de las disposiciones de la corte y sostuvo que no lo haría hasta que se respetaran sus “derechos procesales”, pues afirma que los dispositivos y las cuentas contienen información sensible que podría afectar a sus clientes.    

Ahora enfrenta cargos por delitos menores relativos a su desacato a órdenes judiciales; el juicio está programado para el 10 de mayo.  

En repetidas ocasiones, Donziger ha solicitado a la corte que lo libere de su detención domiciliaria, en la que se encuentra desde agosto de 2019. Argumenta que no ha faltado a una sola comparecencia ante la corte a lo largo de las décadas que ha tomado el litigio con Chevron, y que no se arriesgaría a fugarse. Sostiene que tanto la detención domiciliaria como la vigilancia electrónica no son medios restrictivos necesarios para garantizar el cumplimiento de su obligación de comparecer ante la corte.  

No obstante, el juez de primera instancia rechazó sus pedidos y el viernes, el Segundo Circuito se negó a desestimar el razonamiento del juez de primera instancia. El panel anotó que bajo las “flexibles” condiciones de confinamiento domiciliario, entre otras cosas se le ha permitido salir de su casa en más de 100 ocasiones para acompañar a su hijo a la escuela, así como para asistir a varios eventos.   

 El panel también resaltó que Donziger incumplió con sus condiciones de detención domiciliaria, al menos una vez, cuando no informó a los servicios de instrucción que no iba a ir a un evento en el Madison Square Garden, -lo que había sido aprobado-, y en su lugar fue a “algún lugar en Brooklyn”. 

“Por lo tanto, las consideraciones relativas a unas condiciones lo menos restrictivas posibles para asegurar la comparecencia de Donziger fueron explícitamente analizadas; además, las decisiones relativas a tales cuestiones estaban enmarcadas dentro de la discrecionalidad del tribunal de distrito”, añade la opinión.    

Los jueces de Circuito de los Estados Unidos Gerard Lynch, Frank Bianco y Barrington D. Parker conforman el panel para el Segundo Circuito.  

El gobierno está representado por Rita M. Glavin y Sareen K. Armani de la firma Glavin PLLC y  Brian P. Maloney de  Seward & Kissel LLP.   

Donziger está representado por Lauren C. Regan del Civil Liberties Defense Center y Scott W. Badenoch.   

El caso se denomina U.S. v. Steven R. Donziger, caso número 20-1710, ante la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí.

Fuente Original