El Oriente

Una hacienda fue invadida en Pastaza y Mera

Las casas se construyeron sin el permiso y una debida planificación del Municipio. Los techos de zinc se convirtieron un peligro para los pilotos.

El Comercio 21/03/2018

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

Las 905,30 hectáreas de lo que fue una próspera hacienda para el cultivo y procesamiento del té, ahora es un problema jurídico, social y de seguridad aérea para Pastaza y Mera.

Unas 2 000 familias, provenientes de las comunidades del interior de las provincias amazónicas, así como de Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua, Esmeraldas, Pichincha y otras, invadieron estos terrenos y continúan llegando más pobladores en busca de un lote. La apropiación empezó desde el 2010.

Con palos, tablas, hojas de zinc, plásticos, bloques y otros materiales construyeron sus pequeñas casas en los predios de la exhacienda Té Zulay. Unas familias ocuparon las instalaciones de la fábrica y otros delimitaron los supuestos lotes -de los que dicen ser propietarios “ancestrales”-, con alambres y maderos.

Estas obras continúan realizándose a pesar de que el juez de la Unidad Civil de Pastaza, Erik Vásquez Llerena, ordenara la ejecución del desalojo de bienes y personas asentadas en este predio, el 26 de octubre del 2017. El juez notificó a la Intendencia y al Comandante de la Sub Zona de la Policía Nacional el 4 de diciembre del mismo año, y el 2 de marzo en la causa 16331-2016-01057.

Leer más aquí

Fuente Original